• APG BLINK

Ranjiv Rangolam: Larga vida a la sorpresa

La encrucijada sobre cómo empatizar con el consumidor en tiempos revueltos parece tener claves que alumbran una salida. Una de ellas, según el director de Ogilvy Consulting Latin America, está en que los outputs se deben construir, estratégica y creativamente, desde el asombro que provoca.






Larga vida a la Sorpresa.

“Hay cosas que no cambian. Por ejemplo, por más boom que tenga el e-commerce, la gente regresará tarde o temprano a las tiendas. El mundo tiende a rebalancearse rápidamente”.


No bastan los abrazos. Para hacerse cargo de los estragos de la pandemia, hay que jugársela por involucrarse en las soluciones. Y eso, en el análisis de Ranjiv Rangolam, implica que las marcas hagan cambios de fondo, algo que hasta ahora sólo algunas han asumido como objetivo. “Los buenos ejemplos –dice el director de Ogilvy Consulting Latin America– son aquéllos que han modificado sus acciones u operaciones en pos del momento. Muchas marcas se aprovecharon de decir ‘yo ayudo a las personas’, pero esa ayuda que te llena el corazón o deja a las empresas tranquilas no es lo que la gente necesita ahora”.


La mirada crítica es el centro de la conversación que sostuvo el experto junto a Carolina Cuneo (GFK), Diego Perry (Wolf BCPP, APG Chile), Ricardo Aros (APG Chile, Promoplan) y Gianluigi Pimentel (Puerto), en la que expone, por ejemplo, que el papel de los planners es fundamental en estos tiempos de crisis. “El mejor trabajo viene cuando trabajamos sin prejuicios. La fortaleza está en buscar cómo hacer las cosas distintas o entender qué es lo que la gente quiere ver o escuchar. Los planners o los grupos de estrategia deben sacarse los prejuicios personales”, dice.

“Las compañías que van a sobrevivir son aquellas que entienden que los procesos ya nos son como antes, sino que tienen mayor adaptabilidad y flexibilidad”.

El consejo viene de la mano con el desafío que le compete al mensaje. En esto, para Rangolam, el elemento diferenciador debería estar en la sorpresa. “La gente necesita sorprenderse”, afirma, y para explicarlo, pone un ejemplo cercano: “Yo siempre pienso ‘si se lo cuento a mi mamá ¿se sorprenderá?’ Creo que una buena idea la reconoce cualquiera. Si yo se lo muestro a alguien que no tienen nada que ver con este oficio, será un buen filtro. Con eso no siempre la pego, pero es una mecánica que me ha servido. Hay elementos de comodidad y ansiedad que a veces detienen de hacer las cosas de maneras distintas”, sostiene como parte del diagnóstico que entrega en la charla.


La entrevista completa a Ranjiv Rangolam está en BLINK!, un ciclo semanal de conversaciones para promover la importancia del pensamiento estratégico-creativo, creado por APG Chile junto a Valora y en colaboración con la Asociación Nacional de Avisadores ANDA y la Facultad de Comunicaciones de la Universidad Católica.

53 vistas

Entradas Recientes

Ver todo
RECTANGULO.png